Análisis de los brotes de COVID-19 en mataderos.

En los últimos días se están registrando varios casos de brotes de Covid-19 entre trabajadores de varios mataderos de la provincia de Lleida y  en Binéfar.  Llama la atención  que también se están produciendo brotes epidémicos de Covid-19 en mataderos de otros países de nuestro entorno, como Francia y Alemania. También en Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda, Canadá, Australia y Brasil se han producido brotes de Covid-19 en instalaciones similares.

A los profesionales que estamos familiarizados con las condiciones ambientales que se dan en el interior estos centros de trabajo no nos llama la atención este hecho, pues es conocido que los ambientes interiores de los mataderos constituyen un serio problema en cuanto al riesgo biológico para la salud de sus trabajadores.

Existe abundante bibliografía en la que se demuestra que existe una mayor afectación de enfermedades zoonóticas (transmitidas al hombre desde animales)  entre trabajadores de mataderos.  Algunos microorganismos patógenos son los siguientes: Toxoplasma spp., Echinococcus spp., Virus de la Hepatitis E, Virus Nipah, Influenza Virus H10N7, Brucella spp., Leptospira spp. y fiebre Q.

La principal vía de transmisión de estos microorganismos hasta el trabajador suele ser por contacto directo con sangre o tejidos sólidos de los animales, contacto con heces o con fluidos biológicos.  Los bioaerosoles también juegan un papel muy importante en la transmisión de patógenos.

Si un trabajador está enfermo de cualquier enfermedad infecciosa, por ejemplo, de Covid-19, el contagio entre humanos funciona de la manera habitual, pudiéndose potenciar a causa del ambiente interior en que se encuentre.

Causas de riesgo biológico para la salud humana en un matadero.

  1. Presencia de polvo orgánico y de bioaerosoles. El polvo orgánico se compone de partículas no viables que se producen a partir de distintas fuentes, como heces, lecho animal, pienso y pelo o plumas.  Los bioaerosoles contienen todos tipo de microorganismos: bacterias, levaduras, hongos filamentosos y virus. Pero, además, también contienen sustancias relacionadas con los microorganismos presentes, como endotoxinas bacterianas y micotoxinas.
  2. Ventilación insuficiente y/o sistemas de ventilación con un mantenimiento no adecuado, que acumulan la carga de bioaerosoles y concentran la presencia de los posibles microorganismos patógenos.  El mal funcionamiento de estos sistemas de ventilación puede ser la causa de que la humedad relativa del aire interior sea muy alta, disparando el crecimiento de algunos microorganismos (hongos) y manteniendo durante mucho tiempo la viabilidad de otros, como los virus.
  3. Ambiente con una humedad relativa alta y temperatura fresca.  Estas dos parámetros ambientales, combinados de esta forma, mantienen a los microorganismos de los bioaerosoles viables durante mucho tiempo.
  4. Superficies de trabajo de acero inoxidable.  Está demostrado que el coronavirus SARS-CoV-2 en muy persistente en este tipo de superficie.
  5. Escaso uso de equipos de protección individual o EPIs, especialmente mascarillas y gafas de protección, durante las jornadas de trabajo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Redimensionar imagen