Cómo disminuir la transmisión del SARS-CoV-2 a través del sistema de aguas residuales

El pasado 23 de Marzo la revista médica The Lancet publicó una carta en la que un experto del Instituto para el Diseño Sostenible de Edificios de la Universidad Heriot-Watt de Edinburgo admitía la posibilidad de que el coronavirus SARS-CoV-2 pudiera transmitirse mediante el sistema de aguas residuales de los edificios.

Para llegar a estas conclusiones se han utilizado distintos documentos científicos, que citamos a continuación:

  1. Informe de la Organización Mundial de la Salud – OMS de 2003 relativo al brote epidémico del SARS 2002-2003, en el que se acepta la probable transmisión aérea del virus SARS-CoV por esta vía.  Está disponible en nuestra entrada anterior, aquí. En este informe se recogen, entre otros muchos aspectos del brote de SARS, lo ocurrido en el complejo residencial Amoy Gardens y el Hospital Universitario Princess of Wales.  Los artículos originales se pueden consultar también en nuestra entrada anterior.
  2. Estudio de 2017, realizado por el mismo Instituto para el Diseño Sostenible de Edificios de la Universidad Heriot-Watt,  en el que se utilizó la bacteria Pseudomonas putida KT2440 como microorganismo modelo para demostrar la transmisión de patógenos mediante el sistema de saneamiento de un edificio.  En este estudio quedaron demostrados los siguientes aspectos:
      • Un microorganismo puede colonizar un sistema de cañerías residencial desde el WC.
      • Inter-conexión de distintas zonas del edificio mediante la red de tuberías.
      • Se demostró «la explosión» del microorganismo modelo Pseudomonas putida KT2440 en el aire interior del edificio tras realizar un servicio de WC, es decir, tras «tirar de la cadena».
      • Varias estancias separadas espacialmente se contaminaron con Pseudomonas putida KT2440 a través de los aerosoles generados en los servicios.

Es probable, aunque es muy importante remarcar que aún no se ha demostrado experimentalmente, que el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 pueda utilizar la misma vía de transmisión que otros microorganismos de transmisión ambiental, como el SARS de 2002-2003 o Legionella pneumophila.  Esta hipótesis, entre otras, explicaría la transmisión explosiva del virus, pudiéndose producir el contagio desde una misma fuente ambiental varias personas.  Hay que tener en cuenta que una persona infectada puede excretar cientos de millones de viriones por sus heces.  Estas heces de carga viral elevada entrarían en el sistema de aguas residuales del edificio que, si no cuenta con un buen funcionamiento y mantenimiento, podría contaminar distintas áreas del mismo o incluso otros colindantes.  Esto, en una residencia de ancianos o en un hospital, donde con mucha probabilidad habrá varios enfermos, es especialmente preocupante.

Recomendaciones para disminuir la posibilidad de transmisión ambiental del SARS-CoV-2:

  1. No ignorar malos olores en baños, cocinas o zonas de lavandería, ya que son un indicador claro de que aire del sistema de cañerías está llegando a estas estancias.
  2. Asegurar que en estas áreas existen sifones en forma de U llenos de agua siempre.
  3. Para prevenir la pérdida de agua del sifón en forma de U, abrir durante al menos 5 segundos el grifo y dejar correr el agua para llenarlo al menos 2 veces al día: a primera hora de la mañana y por la noche.
  4. Asegurar el perfecto estado de mantenimiento de la red de tuberías. Reparar escapes de agua, grietas o cualquier desperfecto que pudiera provocar entrada de aire en el sistema.
  5. Si alguna cañería parece desconectada, como por ejemplo, un desagüe de electrodoméstico, sellarla inmediatamente.
  6. Si existiera alguna persona enferma de COVID-19 en el edificio, se recomienda encarecidamente echar un chorro de lejía tras utilizar el WC para inactivar el virus, si la excreción se estuviera produciendo.
  7. Tirar de la cadena del WC con la tapa bajada.
  8. Tapar con los tapones sumideros de lavabos, bidés y duchas si tienen poco uso.
  9. Prestar especial atención a la presencia de fosas sépticas.  Es muy importante que el mantenimiento de la mismas sea minucioso.

FUENTE:  http://www.thelancet.com/lancetgh Published online March 23, 2020 https://doi.org/10.1016/S2214-109X(20)30112-1

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Redimensionar imagen